Posts etiquetados ‘Reflexiones Cristianas’

O´Henry narra en uno de sus cuentos, cómo una niña francesa de once años llamada Marie, es diagnosticada con tuberculosis, a principios del siglo pasado. La madre, desesperada, intenta animarla de todas las maneras posibles y baja la cama de la niña al salón de la vieja casa parisina. Coloca el lecho junto a la ventana que da a un jardín y a un edificio.  (más…)

Anuncios

Algo está pasando y no es nuevo, de pronto sin darte cuenta has ido perdiendo el gusto por lo espiritual. Comenzaste descuidando la oración, dijiste: “Mañana lo haré” y fuiste posponiendo algo tan vital para “mañana” sin darte cuenta que todos los días serian mañana. ¡Ya no eres el mismo!

Leías como nadie, te saciabas de la verdad, tu alimento era la Palabra, sin embargo de pronto ya no había tiempo para hacerlo, descuidaste la lectura, ese lindo hábito se fue perdiendo y ahora lo poco que lo haces te cansa la vista y te provoca sueño. ¡Ya no eres el mismo! (más…)

Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Génesis 1.2

Ésta es  la dimensión espiritual, cubre la tercera dimensión visible,  física y material.  Es el plano existencial donde mora el Espíritu Santo. Y es la dimensión de la fe donde es indispensable que como hijos de Dios, aprendamos a movernos sobre ella.  Una vida sobrenatural para nosotros y natural para Dios.  Es aquel lugar donde ocurren milagros, donde lo que soñamos lo podemos traer de una manera visible a la tierra.

Debemos vivir como si Dios ya hubiera cumplido lo que ha prometido. Es algo que ya es y no que llegará a ser. Es un anticipo del futuro. (más…)


Hebreos 6:12 Nueva Versión Internacional (NVI) No sean perezosos; más bien, imiten a quienes por su fe y paciencia heredan las promesas.

He aprendido a tener cuidado cuando escucho frases tan típicas y tan peligrosas como “existe una línea muy delgada”, ya que es un término que a veces pareciera permitirnos hacer ciertas cosas o incurrir en ciertas actitudes que nos ponen en un verdadero peligro sin ninguna necesidad, mas pareciera que disfrutamos bailar sobre esta “delgada línea” como si fuera una cuerda floja que nos hará caer en algo que definitivamente nos hará daño, mas que nos gusta jugar con la posibilidad de salir bien librados con “el favor de Dios”. (más…)