Archivos de la categoría ‘Testimonios’

Anuncios
…”mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”. (San Marcos 13:13)

¡Sí, yo sé lo que es sentir un dolor muy profundo! Sé también lo que es sentir la enfermedad tocar tu cuerpo, luchar y pensar que no lo resistirás. No piensen que porque escribo, predico la palabra de Dios y trato de hacer su voluntad, mi vida es un jardín de rosas sin espinas. Así como ustedes me toca enfrentar mis luchas y conquistar mis batallas. Pero, hoy he recordado algo que tengo que recordarle a todos ustedes también. Porque eso que estás pasando y que parece una herida de muerte, mañana será tan solo una cicatriz y más aún, se convertirá en el trofeo que te recuerde que superaste la prueba que se te presentó porque Dios estuvo muy cerquita de ti. Ese trofeo te recordará lo que es ver la gloria de Dios descender sobre tu vida.

Si aún respiras ternura es porque alguien todopoderoso está apostando por ti
Si aún tus ojos pueden ver a tus seres queridos caminar alborotados muy temprano en la mañana es porque alguien todopoderoso aún sigue dando la vida por ti.
Si todavía ríes y lloras es porque alguien todopoderoso aún lo permite
Si aún escuchas la voz de tus padres hablarte quizás llamándote la atención, es porque aún hay alguien que tiene puesta sus esperanzas en ti.
Si aun ves a los perros caminar y mover la cola o ves como una gata amamanta a sus hijos, es porque existe alguien que apuesta por ti
Cada día que pasa es la prueba de que alguien muy poderoso aún tiene las esperanzas puestas en ti
Ahora dime ¿qué piensas hacer ahora que ya lo sabes?
¿Tal vez seguir con tu rutinaria vida?
¿Tal vez llorar por el tiempo perdido?
Tal vez reír porque ahora sabes que la razón por la que aún abres lo ojos y ves tu habitación rosa o negra, blanca o azul
Se debe a la decisión que nunca tomaste tú
Ahora que ya lo sabes… por favor no sigas caminando como si no lo supieras
y acepta ser abrazada por tu padre una vez más, aquel que se muere de amor por ti y anhela que sepas que Él es quién apuesta por ti

TODOS LOS DÍAS DE TU VIDA RECUERDA QUE DIOS

ES QUIEN APUESTA POR TI

Estephany Cordova http://cristodavida.com

-El es Jesús. Apuntando con su mano a la cruz dijo mi madre.  -¿Quién es Jesús? Le pregunté y ella respondió:
 “El Hijo de Dios”. Tuve curiosidad de conocerle, aunque pensé que no se veía muy feliz para ser el hRichy Esparzaijo de Dios pues estaba clavado en una cruz.  Sin embargo, mamá dijo que Jesús me quería conocer  y que si yo era un buen niño tendría que ir al catecismo.   

Sentí emoción y deseo por asistir  a conocer al hijo de Dios, pero esos no eran los planes de mi maestra; quien puso un velo sobre mi alma. Ella solía Decir: – El hijo de Dios aun sufre en esa cruz  y cada vez que te portas mal; él sangra  ! por tu culpa ! ! por tu culpa ! ! por tu grande culpa !
 
A partir de éste momento cada vez que le miraba clavado en esa cruz sentía una gran impotencia pues yo no quería que sufriera por mí grande culpa.  (más…)