Archivos de la categoría ‘General’

La decisión llama a la puerta una y otra vez

quiere entrar a como de lugar

pero la dueña de casa ha perdido las llaves

y la decisión no puede entrar.

La decisión, entonces, corre a ver la ventana

y la encuentra abierta, se emociona, ríe, suspira


Al primer intento de hacerlo
 
y se decide a entrar (más…)

Anuncios

Mi bendición – Estephany Cordova

Publicado: septiembre 6, 2011 de cristodavida en Devocionales, General

Mi bendiciónAma al Señor con ternura, y él te cumplirá tus deseos más profundos (Salmos 37:4)

Hace unos años atrás le decía al padre en oración que si él me bendijera con una pareja, yo lo amaría y respetaría todos los días de mi vida. Recuerdo que solía orar por aquella persona que sentía me escuchaba de alguna u otra manera. Incluso le decía a Dios que le diera abrazos de mi parte, recuerdo le pedía al padre que le diera un beso en la frente y lo bendijera en todas las áreas de su vida. Creo que eso no olvidaré nunca porque lo hacía con tal convicción que mi corazón se unía con aquella persona aunque no la viera. (más…)

Pasión por Dios

Publicado: julio 28, 2011 de cristodavida en General

Habitantes de toda la tierra, griten con todas sus fuerzas: ¡Viva Dios! 

Salmos 100,1

Para conocer a Cristo y empezar una relación personal con él ¿Es necesario sentir una devoción en mi interior? Es decir, ¿Es posible sentir pasión por Dios el mismo día que le entrego mi vida a Dios?

Estas preguntas es probable que te las hayas hecho antes, quizá ahora. Piensas que debes sentir esa alegría que vez en otros al hablar de Dios, crees que los ojos te deben brillar de emoción al leer la biblia. Tal vez pienses que es un requisito primordial para acercarte a Dios por primera vez.

La respuesta a tus interrogantes son las siguientes: (más…)

…”mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”. (San Marcos 13:13)

¡Sí, yo sé lo que es sentir un dolor muy profundo! Sé también lo que es sentir la enfermedad tocar tu cuerpo, luchar y pensar que no lo resistirás. No piensen que porque escribo, predico la palabra de Dios y trato de hacer su voluntad, mi vida es un jardín de rosas sin espinas. Así como ustedes me toca enfrentar mis luchas y conquistar mis batallas. Pero, hoy he recordado algo que tengo que recordarle a todos ustedes también. Porque eso que estás pasando y que parece una herida de muerte, mañana será tan solo una cicatriz y más aún, se convertirá en el trofeo que te recuerde que superaste la prueba que se te presentó porque Dios estuvo muy cerquita de ti. Ese trofeo te recordará lo que es ver la gloria de Dios descender sobre tu vida.